Prensa

[english] [català]

“La pasión que pone Sandra Rehder en cada historia que nos canta, su carisma, su entrega y su naturalidad nos hacen creer, engañosamente, que con eso es suficiente para conmover a su público, que todo resulta así de fácil. Como si detrás de cada uno de sus espontáneos arrebatos de libertad no estuviese, perfectamente escondido, un acabado trabajo de interpretación, una voz largamente entrenada para partirte el corazón sin anestesia en el instante justo.”
Sergio Zeni – Diarifolk – 02/03/2015

________________________________________

TANGO ETERNO

Tal vez la lluvia que acompañó la noche del pasado sábado a la hora del concierto de Sandra Rehder fuera el cortinaje apropiado para unas canciones en las que, al lado del dolor y el coraje, habitó la melancolía. La intérprete argentina, radicada en Barcelona, dio una lección magistral de todos esos sentimientos, sostenida por una voz singular, capaz de navegar por ondulaciones que oscilaron entre la gravedad y la ternura, alentadas desde una energía vital que la cantante propagó a cada sílaba, a cada susurro, a cada quebranto, a cada desgarro.
Tango clásico que sonó como nuevo, precedido en una primera intervención por los excelentes músicos que la secundaron, el bandoneón de Darío Polonara, curva delicada trazándose en las teclas, y el guitarrista Gustavo Battagglia, quien viaja a su vera hace años y que posee el don insólito de transformar la brillantez en discreción, poniendo en sordinalas cuerdas de los agudos y escalando trastes con precisión vertiginosa.
Tango en estado puro, que mira la fugacidad de la vida, las heridas que dibujan nuestra silueta. Tango eterno.

Alberto Piquero – El Comercio – 06/10/14. Gijón, España

________________________________________

“Sandra Rehder interpreta un sentimiento que deja de ser ajeno en el momento en que se lo roba con su voz, pero también con su piel y con su ropa.
El tango se viste de ella y ella se desnuda cantándolo.”

Sergio Ferreria

________________________________________

UMBRALES

“Sandra Rehder siempre nos sitúa en un comienzo, aquel que nos hace vislumbrar un permanente descubrimiento. Umbral de expectativas que nos conduce a ese territorio mágico de la música y la poesía aunadas en una oferta de sensibilidad pura, de íntima comunicación.
Para eso se vale de su depurado arte y su captación del espíritu más profundo presente en el tango. El tango es con ella pasado recobrado, soledad presente, tiempo de esperas que transitan paisajes que no alcanza el olvido.
Sandra despoja a sus interpretaciones de la vulgaridad y los estereotipos que han quedado adheridos por una falsa visión de lo popular. Así la música y su letra aparecen con el brillo y solidez de argumentos auténticos”.

Heriberto Zorrilla

________________________________________

Hay poesía en el tango que nos canta Sandra Rehder, como la hay en su mirada, en su voz vitalista, en la emoción que va derramando en cada canto. Hay gusto en la elección de su repertorio y verdad en su cadencia milonguera, vida recorrida y hondura, aperos valiosísimos para sentir el tango y expresarlo, para traspasar la piel del que escucha y llegar al alma, refugio último de la emoción personal, Rehder la alcanza.
Algo mágico sucede en escena cuando Sandra Rehder canta acompañada por la guitarra intensa de Gustavo Battaglia, una fusión apasionada entre ambos intérpretes resultado sin duda de su complicidad escénica.
Gustavo Battaglia tiene un toque genuinamente tanguero en porte y distinción, masculino y regio, guitarra y músico son un solo instrumento a ojos del espectador: maderas-cuerdas-manos-sensibilidad, ¿dónde empieza lo uno y acaba lo demás?, imposible saberlo, sentido y sutil luz intensa, vida y negras sombras entre sus notas, Battaglia es puro tango.

Carles Gracia Escarp

________________________________________